Preview
Click to preview El Son de la Bruja pocket and trade book

Todas las noches a las dos de la mañana, en el Parlamento Inglés, la cantina más vieja de Alvarado, se reúne un quórum de lores para rememorar, en una tertulia infinita, el entretejido de las historias que, a lo largo de 500 años, fueron formando la letra y la música del Son de la Bruja, la única canción triste que se toca en las llanuras del Sotavento veracruzano.
Los contertulios han visto o sufrido en carne propia el paso de una estirpe maldita de mujeres por los puertos de Alvarado, Tlacotalpan y Veracruz, partiendo de la primera de la saga, María del Ombligo, a quien don Pedro de Alvarado arrancó de Cuba, hasta culminar con María Cumbé, la última de su maldita estirpe, quien desapareció de esos parajes hacia 1922. Cada uno de los escandalosos loros de este Parlamento tiene su visión de esta criatura fatal y hermosa, reengendrada una y otra vez, para chuparse a los hijos de un pueblo de pícaros que nunca supo perdonar el pecado de su hermosura y de su amor.
Mas los personajes aquí no son solamente hombres triste o alegremente célebres —como el pirata Lorencillo o el poeta don Salvador Díaz Mirón— ni tampoco ilustres desconocidos, santos peregrinos, poetas analfabetos, bisabuelos embusteros... también otros seres —el vapor Margaret, el tren Alvaradito, el periódico Correo del Sotavento y el río Papaloapan—, son protagonistas y testigos de los hechos. ¿Y qué decir de los sones mismos, cada uno de los cuáles tiene una historia propia que cantar? La anécdota los abraza casi a todos: desde el misterioso Balajú, son marinero, recuerdo del amante sempiterno de María Cumbé, pasando por el grosero Chuchumbé, que prohibiera el Santo Oficio en el siglo XVII, hasta la Bamba, el son más famoso del mundo.
En esta novela histórica o fandango por escrito, los versos de una décima espinela van llevando al lector, a pie forzado, a través de los siglos, por las tribulaciones de un linaje de mujeres perseguidas y marcadas por los prejuicios, pero que también encontraron la manera de llevar su belleza y su poesía hasta las entrañas de ese son que, una vez iniciado, no puede ya dejar de cantarse nunca.

thamaha

About the Author

thamaha
thamaha

Publish Date  June 22, 2009

Dimensions  Pocket  278 pgs Black and White printing (on cream uncoated paper)

Category  Literature & Fiction

Tags  , , ,

Comments (0)

Quantity

Blurb Sites

© 2014 Blurb